¡Muy buenas a todos! Ya estamos comenzando el año 2017 y con el inicio del mismo llegan los propósitos de año nuevo, las metas a lograr durante los próximos 12 meses y las ideas de cambio de todo aquello que nos gustaría mejorar en nuestra vida. Es tiempo de propuestas, objetivos y planes, pese a que (seamos realistas) es muy probable que terminemos incumpliendo la mayoría de ellos.

El tiempo tan sólo nos da la posibilidad de cambiar las cosas, pero hacerlo depende totalmente de nosotros.

Y es que casi nunca nos damos cuenta de lo que implica el tiempo y de su utilidad real. Normalmente atribuimos al tiempo una capacidad misteriosa y mágica de cambiar las cosas por si solo. Así, cuando nos ocurre algo malo solemos decir “tranquilo, el tiempo lo cura todo”. Pocas veces somos conscientes de que no es el tiempo quien cura, cambia, modifica, arregla o empeora cosas, ¡sino nosotros! El tiempo tan sólo nos da la posibilidad de cambiar las cosas, pero hacerlo depende totalmente de nosotros.

El inicio del nuevo año no es más que un recordatorio de que el tiempo no se detiene, que sigue avanzando y, por tanto, dándonos la oportunidad de cambiar todo aquello con lo que no estamos a gusto. Es una forma de decir ¡eh, ponte las pilas que ya ha pasado otro año!, y de hacernos ver que tenemos otros 365 nuevos días para organizarnos adecuadamente y llegar a nuestras metas. Así pues, ¿por qué no tomárselo en serio y trabajar para conseguir objetivos y metas específicos?

Para un momento a pensar. ¿De verdad no hay nada que te gustaría cambiar de aquí a un año? ¿Cómo te gustaría que fuera eso que quieres cambiar? Una vez tengas en mente tu ideal de cómo debe ser, ¿qué pasos hay que dar para poder llegar ahí? Divide la tarea y vencerás. Tienes 12 meses y 52 semanas entre los que repartir cada uno de los pasos.

No es el 2017 el que tiene que ser diferente

Para predicar con el ejemplo, y no dejar caer en saco roto todos esos propósitos y acciones que quiero realizar y conseguir este 2017, voy a empezar trabajando en mi blog. Este blog. Siguiendo los cambios realizados a finales de 2016, en los que hice borrón y cuenta nueva con los post publicados y el contenido del blog, he decidido ya el camino que quiero seguir durante este año. A partir de ahora voy a enfocar el blog en dos temáticas principales:

  • Marketing para psicólogos

    Es decir, contenidos acerca de marketing aplicados para profesionales de la psicología que necesitan conocer cómo hacer cosas como crear una web para su negocio, conseguir potenciales clientes para su consulta, dar a conocer sus trabajos, convertirse en profesionales de referencia, etc. ¿Por qué marketing para psicólogos? Uno, porque soy psicólogo y me he tenido que enfrentar a las situaciones de desconocimiento a las que se enfrentan cada año muchos psicólogos en materia de marketing, de lo que he aprendido mucho en los últimos 6 años. Dos, porque creo que puedo aportar valor con todo lo que sé a aquellos psicólogos que quieren hacer crecer su negocio o posicionarse y no pueden permitirse contratar a especialistas en marketing que les realicen estas labores. Tres, porque hoy en día los psicólogos pueden encontrar recursos sobre su área en múltiples sitios. Es fácil encontrar cursos y másters especializados en cualquier tipo de terapia. Sin embargo en ningún sitio enseñan al psicólogo aquellos conocimientos clave que va a necesitar para, por ejemplo, montar su propia consulta privada con éxito. Ahí es donde puedo aportar mi valor.

  • Psicotecnología

    Esto es un poco más complejo, y de hecho le dedicaré posts específicos para definir y concretar qué es la psicotecnología y cuál es su utilidad y relevancia en la actualidad. Por resumirlo, la psicotecnología es la combinación de las ramas de conocimiento de la psicología con ramas de conocimiento de la tecnología, de manera que puedan alimentarse entre ellas y dar lugar a nuevos enfoques y soluciones a problemas. Mi experiencia profesional me ha permitido estar en contacto desde hace casi una década con el sector tecnológico, y gracias a eso he podido interrelacionar conocimientos entre uno de mis campos profesionales (la psicología) y otro (la tecnología). Creo que es un campo apasionante, en el que se abren oportunidades que la mayoría de los psicólogos actualmente desconocen y que merece la pena ser divulgado. Eso intentaré hacer en el blog.

Por último, no está de más decir que dirigiré los contenidos publicados principalmente a psicólogos. No obstante, es claro que de lo que publique en el blog podrán beneficiarse otros profesionales de sectores relacionados, como psiquiatras, logopedas, pedagogos, fisioterapeutas, trabajadores sociales, educadores sociales… y en general cualquier profesional cuyo negocio sea el ejercicio profesional en despacho/consulta privado, o bien tenga relación directa o indirecta con áreas de la psicología.

Y para aseguraros que cumpliré con este propósito de 2017, os comunico que, a partir de la semana que viene, todos los lunes encontraréis un nuevo artículo en este blog sobre las temáticas expuestas. Espero contar poco a poco con más compañía por aquí y, sobre todo, que os resulten de utilidad e interés los contenidos publicados.

¡Hasta la semana que viene! 🙂
Víctor

¡Compártelo!
Categorías: Metablog

Uso de cookies

Me obligan a informarte de que uso cookies para ayudarte a mejorar la experiencia en esta web. Es algo obvio, pero si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y política de protección de datos.

ACEPTAR
Aviso de cookies